24 agosto 2010

Infecciones por rickettsias

Las rickettsias son bacterias intracelulares obligadas. 
Reacción de Weil-Felix: inducen formación de aglutininas séricas frente a cepas específicas de Proteus durante la convalecencia de la enfermedad.
Reservorios animales y artrópodos vectores.
Producen vasculitis
Clínica más habitual: fiebre, erupción cutánea y en ocasiones encefalitis, neumonía, hepatopatía.
4 grupos: grupo tifus, grupo de fiebres manchadas (fiebre botonosa entre otras), grupo de fiebre de las trincheras y grupo fiebre Q.

5.1. Fiebre Botonosa Mediterránea

Endémica. Rickettsiosis más frecuente y en general aparece en el ámbito rural, sobre todo en la cuenca mediterránea.
R. conorii. Reservorio el perro. Vector la garrapata.

5.1.1. Clínica

Fiebre y artromialgias. Lesión inicial vesiculosa que se convierte en costrosa, necrótica, negruzca (mancha negra). Cefalea, malestar, adenopatías.
A los 3-5 días de iniciarse la fiebre aparece una erupción maculopapulosa eritematosa y pruriginosa que afecta palmas y plantas. La VSG, CPK y transaminasas están elevadas.

5.1.2. Diagnóstico y Tratamiento

El diagnóstico es clínico y se confirma por serología.
El tratamiento es con doxiciclina

5.2. Fiebre Q

Coxiella burnetii. Reservorio animal, casi todos los animales domésticos y salvajes pueden estar infectados y excretan bacterias por todas sus secreciones.
El hombre se contagia sobre todo por inhalación y no por vectores.
No se transmite de hombre a hombre.
En la naturaleza se encuentra en fase I, con un antígeno de superficie importante para su virulencia.

5.2.1. Clínica

Lo más frecuente es un cuadro gripal con fiebre y cefalea. A diferencia de otras rickettsiosis no se producen erupciones.
En más del 50% clínica neumónica con infiltrado pulmonar intersticial similar a neumonía atípica primaria.
La afectación extratorácica más frecuente es la hepatitis granulomatosa, que aparece en 1/3 de los casos.
La afectación más grave es la endocarditis, más frecuente válvula aórtica, subaguda, con hemocultivos negativos y suele precisar cirugía.
Fiebre Q crónica: es la asociación de endocarditis con hepatomegalia y esplenomegalia. Suele cursar con FR positivo, aumento de VSG y elevación de PCR.

5.2.2. Diagnóstico

Anticuerpos específicos por pruebas de fijación de complemento.
En infecciones agudas se elevan los títulos frente a antígenos fase II.
En fiebre Q crónica hay alta tasa de anticuerpos frente a antígenos de fase I, sobrepasando a los de fase II.
Weil-Félix negativa.

5.2.3. Tratamiento y profilaxis

Doxiciclina. También responde a quinolonas.
En embarazo TMP-SMX
Fiebre Q crónica: doxiciclina + hidroxicloroquina 18 meses. Como alternativa doxiciclina + rifampicina.
Profilaxis con vacuna específica a personas con riesgo y cutirreacción negativa, para evitar efectos secundarios.